Andalucía, alquiler de vivienda sube un 49% y un 8,6% los sueldos

Según la” Relación de salarios y el alquiler de vivienda” estudio basado en el Índice Inmobiliario Fotocasa  y  los datos de los sueldos medios de las ofertas de empleo de la plataforma Infojobs , el precio del alquiler se ha disparado mucho más que los sueldos en España, lo que ha incrementado el esfuerzo para pagar la renta de los inquilinos.

El precio de la vivienda de alquiler en Andalucía creció a ritmo frenético

El precio por metro cuadrado de una vivienda de alquiler en Andalucía subió un 7,2% en 2022.

La directora de Estudios y portavoz de Fotocasa, María Matos, ha señalado que el precio de la vivienda en alquiler se ha encarecido a gran ritmo en los últimos 10 años, debido a que, tras la crisis económica en 2014, la vivienda en alquiler se mostro la principal opción habitacional de los ciudadanos. A partir de aquí la demanda ha ido creciendo frente a una oferta «muy escasa».

El salario medio en los últimos años han crecido lentamente

Los salarios sin embargo subieron solo subieron un 0,8% en la última década.

La directora de Comunicación y Estudios de InfoJobs, Mónica Pérez, ha apuntado que  tras la recesión del periodo 2008-2013 el salario medio en España «ha crecido lentamente” como en el resto de la Unión Europea, pero teniendo en cuenta que las retribuciones en España son menores que en algunos de los países europeos.

Incremento desigual de precios  y salarios

En más de 10 años los sueldos se han incrementado un 8,6%  hasta la fecha (5,9% en los últimos 5 años) Sin embargo, el precio de la vivienda en alquiler ha subido un 49,2% (40,3% en los últimos 5 años).

A nivel nacional el crecimiento es aun más desigual .En España, el alquiler se ha incrementado un 51,4% y los salarios un 3,4%  en los últimos 10 años.

Si analizamos los datos por CCAA, en 2022 el sueldo medio descendió en siete de ellas, pero el precio de la vivienda en alquiler subió en todas. Además, en cinco comunidades la subida del precio de la vivienda ha superado el 10%, mientras que los aumentos de salarios no han superado el 5% en ninguna región del país.

En definitiva  los ciudadanos deben emplear el 43% de sus ingresos para pagar su alquiler.

Ir al contenido